Protección Espiritual y Psiquica

Los ataques psíquicos pueden tener dos vertientes:

1ª. Los ataques psíquicos involuntarios, en los que una persona tiene algún tipo de sentimiento negativo con relación a otra y al ponerse a pensar en ella tiene la capacidad de generar un canal o hilo de energía psíquica que la impactará mental o incluso físicamente.
2ª. Los ataques voluntarios, que provienen de personas con conocimientos ocultistas y que disponen de los procedimientos y facultades psíquicas necesarias para ello.

El caso más común de ataque psíquico es aquel en que una persona empieza a tener pensamientos negativos con relación a otra, produciéndose una conexión psíquica entre ambas. A veces el receptor puede incluso tener también pensamientos negativos con relación al emisor, viniéndole a la mente imagenes negativas sobre esa persona. Tal estado mental es doloroso, agotador, y en principio quien lo sufre llega a tener la sensación de que no hay cómo deternerlo: ni procurando distraerse, ni evocando pensamientos positivos, ni queriendo conscientemente que los negativos paren, es como estar atado a una cadena que uno no tiene fuerzas para romper.

Además, hay que considerar que normalmente un ataque psíquico no será en realidad solo psíquico, sino que también será espiritual, yendo acompañado de una agresión de entes que van a intensificar las emociones negativas que se activen en él.

1º. A la hora de discernir el origen del ataque, evaluar la situación sobre la base de la observación de pruebas concretas, que tengan una conexión objetiva con la realidad (los mismos entes pueden hacernos pensar que tal persona nos está agrediendo mentalmente cuando en realidad no es así). En muchos casos también podremos recibir una agresión psíquica sin ni siquiera llegar a saber de quien partió, aunque si lo sabemos fidedignamente será necesario iniciar el proceso de perdonar, lo que también será determinante para nuestro proceso de liberación.

2º. La tarea interior de perdonar al enemigo. Se trata de una de las más duras que cualquier ser humano pueda asumir y especialmente difícil es el caso que nos ocupa, ya que podemos estar pidiendo el perdón para entes y personas extremamente difíciles de perdonar, pero diciendo esto no estamos incurriendo en absoluto en un acto de «buenismo», esto es, de exhibicion de una bondad superficial, aquí el tema del perdón es clave para la salud (incluso si en una situación extrema no se tienen fuerzas para ello). Aunque algo que también va a facilitar en mucho la labor es ver cómo mediante las oraciones somos protegidos desde lo Alto, pues perdonar a quien estaba siendo nuestro verdugo resulta mucho más fácil cuando nuestro cuello ya está distanciándose del filo de su hacha. Entonces, esto Dios lo valora y nos envía toda la energía e inspiraciones que hagan falta.


  • Servicio disponible solo para mayores de 18 años

  • Amarres Infalibles Amarres Infalibles Amarres Infalibles

    Consulte otras formas de pago


Consultas

  • Las consultas se reciben por whatsapp

    Tel +54 011 5780-1510

    En el mensaje indica tu nombre, apellido y fecha de nacimiento

Desde el exterior:
+54 (011) 6063-5588
Desde Argentina:
(011) 6063-5588
Amarres Infalibles
Email: vhr_9@hotmail.com
IR AL FORMULARIO DE CONSULTAS